Antofagasta British School

Tercer Lugar.

La relación entre los requerimientos del proyecto y la considerable pendiente del terreno en que se debe emplazar, supone una complejidad evidente: la cancha de Rugby, un espacio que ocupará cerca el 50% de la superficie del terreno debe ser un plano absoluto. Es por esto que la decisión de cómo organizar el programa arquitectónico se supedita en primera instancia a una acción de orden mayor, la que debe antes que nada permitir la construcción de un plano de grandes dimensiones en la falda de un cerro. De forma paralela, The Antofagasta British School ha planteado la importancia de generar un sello deportivo que motive a los alumnos y los incentive a practicar actividad física desde temprana edad. Por ello, la posición de la gran cancha será también también fundamental para la construcción del espíritu deportivo del colegio y para la generación de su identidad, por lo que su posición es clave para el proyecto de arquitectura que se propone.

Es por esto que la estrategia de organización del sitio negocia las complejidades topográficas con la búsqueda de un proyecto que destaque el deporte como un valor e imagen del colegio.


CONTENCION Y ABALCONAMIENTO Se ha optado por escalonar el terreno para ubicar la cancha de Rugby en la parte baja del sitio, entre dos contenciones, mitad excavada, mitad rellenada. Esta operación supone dividir el terreno en dos partes, una inferior, hacia el mar y la ciudad, que configura la imagen pública del colegio y que alberga el programa deportivo del gimnasio y la cancha de Rugby. Hacia arriba, sobre una plataforma única, se concentra el programa docente y administrativo del colegio, sobre el nivel de la cancha y tras un elemento de contención claro se define una fachada urbana a gran escala. Esta

organización favorece las vistas desde lo alto tanto hacia la cancha como a la ciudad a través de los recorridos y espacios importantes del colegio.

Organización del programa:

OASIS CONTENIDO La plataforma superior del terreno está enmarcada por un elemento lineal unitario y ceremonial, una gran calle cubierta que cruza por completo el sitio en sentido oriente- poniente y que a través de su espesor, y espacialidad de triple altura, organiza los flujos más relevantes del colegio en distintos niveles. Este elemento, que además configura la fachada principal del colegio, va articulando los programas comunes del mismo (biblioteca, auditorio, casino, estacionamientos subterráneos, etc) y los bloques con salas de clases según una secuencia de patios que se suceden entre ellos. Esta secuencia escalonada de 4 patios y 5 bloques van distribuyendo los programas tanto de docencia como administrativos.


El acceso principal al colegio, desde el sur por el borde superior del terreno, hace que el colegio se configure como un traspaso desde el cerro hacia la ciudad, a través de los espacios educacionales y deportivos. Una primera plaza de acceso, a nivel de calle, permite acceder de forma independiente a cuatro sectores: al interior del área docente colegio (Junior, Middle y Senior), al sector de Pre-school, a las oficinas administrativas y al auditorio. Esto garantiza una flexibilidad de uso pues independiza los accesos por usuario y horarios.


Una vez dentro del colegio, un primer patio escalonado desciende por la pendiente entre el auditorio y el bloque que reúne los programa administrativos y la rectoría. El auditorio, un volumen hermético, arma la esquina del sitio y salva la diferencia de nivel entre el zócalo y el nivel de acceso a través de su pendiente interior y una serie de circulaciones exteriores que lo flanquean. La administración se conecta directamente con la calle, mientras que la rectoría se ubica en un lugar estratégico, gozando de una vista panorámica a las instancias más relevantes del colegio. El gran espacio del patio

escalonado se abalcona hacia las vistas del mar a través de la gran calle cubierta de circulaciones.


Los sectores de Junior, Middle y Senior se han resulto como situaciones homologas escalonadas medio piso una tras la otra desde el acceso, organizando en cada caso las salas en bloques con forma de L en 2 niveles y cerrando un patio que se conecta directamente con las circulaciones principales en cada nivel. La disposición escalonada permite aprovechar de mejor manera la topografía, evitando menos movimientos de tierra, garantizando vistas a la cancha y el paisaje, favoreciendo la iluminación natural y la ventilación cruzada.

El sector de Pre-school se ubica en la parte más alta del terreno con un acceso independiente. Este, se organiza de forma paralela a la calle de acceso, en una secuencia escalonada de medios niveles . El patio común es alargado y se divide en 3 plazas de juegos continuas respondiendo también a los distintos etapas de desarrollo de cada nivel. En este sentido, la calle cubierta se entiende como parte de un anillo de circulaciones que conecta todos los niveles y programas de los bloques y los distintos patios. Este se empalma con las circulaciones propias de cada bloque y con las circulaciones perimetrales del colegio. Se establecen entonces una serie de anillos y atraviesos por los patios que expanden las relaciones entre los programas generando una multiplicidad de situaciones de cruce y encuentro entre los distintos usuarios del colegio, sin que se pierdan la comprensión de autonomía e independencia de las unidades académicas.


Arquitectos asociados: OF Arquitectos (Alvaro Ramirez, Francisco Cepeda, Nicolas Cabargas, Cristian Fraser) / d+vA (Antonio Duval, Pablo Vives) / Nicolas Stutzin / Hugo Galvez / Paula Livingstone.

Año Proyecto: 2016

Superficie Terreno: 22.379,88 m2

Superficies cubiertas: 11.510,40 m2

Superficies descubiertas: 15.399,00 m2

Ubicación: Calle Cerro Coloso s/n, Jardines del Sur Antofagasta.